martes, 8 de junio de 2010

Si es que no se entiende...

Como es posible que después de todos los "estudios" que se hicieron acerca de la conveniencia o no de que trazado del AVE pasara, casi, por debajo de la Sagrada Familia, tenga que ser ahora la UNESCO la que, afortunadamente, ordene la detención de dichas obras?

No tengo los estudios de un Ingeniero de Caminos o los de un experto en Geología, pero si los suficientes como para entender que ese trazado era apurar los coeficientes de seguridad hasta el máximo y que era, (de momento es), de una grave irresponsabilidad realizar el trazado del tunel del AVE, tan cerca esta construcción.

O es que después de todo, está hecho adrede?


No quiero imaginarme otros motivos, ya que la caida o deterioro importante del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia comportaría daños morales de alcance incalculable, (independientemente de los económicos, que hay que recordar que no es una obra pública si no particular, aunque sea de los que contribuyen a su construcción),pero me parece que estamos de nuevo ante otro "pelotazo".

Las obras, que supongo salieron a concurso publico, ya están adjudicadas.

Si hay reformas, complementos o cambios, todo eso ya no sale a Concurso Público, así que lo ideal es: "Tira palante... que luego ya sacaremos dinero de verdad con los reformados..."

Espero sinceramente que no estemos ante esa situación.

De todas formas, el clamor popular e institucional fué importante y claro: Tan cerca, NO.
Y aún así se tiró adelante.

Señores, en Barcelona, lo que menos tenemos es espacio.

Pero me parece que son ganas hacer pasar una obra del tamaño y de la importancia técnica, justo por ese lugar.

No voy a entrar en que si las vibraciones contínuas afectarían a la compacidad de terreno, que si el Túnel, construído paralelo al mar iba a "cortar" las corrientes de agua que bajan desde las montañas y eso pondría en peligro de nuevo la estabilidad del terreno, que si las calidades de los materiales, y sobretodo, su ejecución, rebajaría los coeficientes de seguridad establecidos, que si la existencia de ese Túnel comprometería su estabilidad en caso de movimientos sísmicos, etc, etc.. pero no son consideraciones que deban dejarse al aire ni menospreciar.

En cualquier caso, si todo el mundo ya lo decía, y ahora, "in extremis", algún Organismo Oficial consigue la detención de las obras y la variación de su trazado... quién va a pagar esta variación del importe de las obras?

Y... si tenemos que acabar pagando una soberana millonada... de quién será responsabilidad?

O es que no hay responsables?

Si no los hay, creo que nos están tomando el pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada